inicio 1922-2000
     
 

AMADO NERVO

 

 

Amado Nervo Ordaz nace el 27 de agosto de 1870 en Tepic, Nayarit. Poco después de la muerte de su padre, en 1884 ingresa como interno al Colegio San Luis Gonzaga de Jacona, Michoacán, donde cursa dos años de estudios preparatorios y se interesa por la astronomía, afición que, en la madurez, enriquecerá con lecturas teosóficas. En 1885 su madre y hermanos se trasladan a Zamora, Michoacán; al año siguiente, Amado ingresa al Seminario de aquella ciudad, escribe sus primeros poemas y prosas, concluye la preparatoria, inicia la carrera de leyes y estudia un año de teología. Esta formación católica, gradualmente modificada hasta llegar a la espiritualidad heterodoxa de sus últimos años, permea gran parte de su obra. En 1891 abandona el seminario y vuelve a Tepic. A mediados del año siguiente se traslada al puerto de Mazatlán, Sinaloa, donde publica sus primeras crónicas en el diario vespertino El Correo de la Tarde, así como adelantos de sus dos poemarios iniciales: Perlas negras y Místicas. En julio de 1894 se instala con su familia en la ciudad de México y trata a Luis G. Urbina, Manuel Gutiérrez Nájera y Justo Sierra, entre otros autores a los que dedica algunas “Semblanzas Íntimas” en El Nacional, donde también firma con varios seudónimos la columna “Fuegos Fatuos”, en colaboración con Salvador Dávalos y Alberto Michel; poco después inicia otra columna, “La Semana”, para El Mundo. Semanario Ilustrado.
MMEn abril de 1900 llega a París como corresponsal de El Imparcial para cubrir la Exposición Universal. Conoce a Rubén Darío y habitan una casa cercana a Montmartre durante nueve meses. En agosto Rafael Reyes Spíndola, propietario de El Imparcial, lo despide porque Nervo envía colaboraciones a la Revista Moderna y a un periódico de Guadalajara. En medio de penurias pero con disciplina férrea, escribe el poema extenso La hermana Agua, concluye su primera antología personal, Poemas, y gestiona la traducción de la novela corta El bachiller, publicada con el título de Origène en 1901. El 31 de agosto conoce a Cécile Louise Dailliez Largillier (Ana Cecilia o Anita en la prosa y la poesía nervianas) con la que vivirá once años. A principios de 1902 regresa a México, comparte con Jesús E. Valenzuela la dirección y la propiedad de la Revista Moderna de México (1903-1911) y vuelve a colaborar en los diarios de Reyes Spíndola. El 2 de septiembre de 1905 asume el cargo de segundo secretario de la Legación de México en Madrid y Lisboa. Desde la capital española se relaciona paulatinamente con escritores, artistas e intelectuales y, durante su estancia de trece años, publica poemarios, novelas cortas y compilaciones de prosa y ensayos. Paralelamente envía colaboraciones periodísticas a México y América del Sur, promueve la aparición de obras mexicanas en España y de autores peninsulares en México. El 22 de enero de 1909 la Secretaría de Relaciones Exteriores lo asciende a primer secretario de la Legación de México en España y Portugal. El 7 de enero de 1912 fallece imprevistamente Ana Cecilia y semanas después el poeta empieza a escribir La amada inmóvil. En 1914 es cesado de su cargo diplomático por el gobierno constitucionalista de Venustiano Carranza, quien lo reinstala dos años más tarde.
MMHacia 1918 Nervo es uno de los poetas más populares en Hispanoamérica por sus colaboraciones en diarios y revistas argentinos. Atento a ese prestigio, Isidro Fabela aconseja al presidente Carranza que nombre al escritor nayarita ministro plenipotenciario en Argentina, Uruguay y Paraguay, con el objeto de promover el apoyo de aquellas naciones para que Estados Unidos reconozca al gobierno constitucionalista. El 6 de noviembre de 1918 Nervo sale de la ciudad de México con destino a Buenos Aires. El viaje se prolonga y complica por el término de la primera Guerra Mundial: llega en tren a Nueva York, se embarca para Francia y aborda otro vapor en Londres. Con la salud muy deteriorada, arriba a Buenos Aires a finales de febrero de 1919. Tras una breve pero intensa labor periodística y frecuentes homenajes de escritores, el 24 de mayo fallece en el Parque Hotel de Montevideo por una crisis de uremia. De inmediato proliferan en México, Buenos Aires y Montevideo ediciones autorizadas y venales de sus obras. Seis meses después, sus restos, a bordo del buque de guerra Uruguay, son trasladados a México. Durante la trayectoria se suman cruceros de otras nacionalidades americanas y se realizan ceremonias fúnebres en distintos puertos del continente. Finalmente, el cortejo desembarca en Veracruz el 10 de noviembre. Cuatro días después Amado Nervo es sepultado en la Rotonda de las Personas Ilustres de la ciudad de México. Ese mismo año, Alfonso Reyes inicia la publicación de las primeras Obras completas nervianas en la Biblioteca Nueva de Madrid. La segunda compilación fue realizada por Alfonso Méndez Plancarte y Francisco González Guerrero en 1952 para la editorial Aguilar. Actualmente la Universidad Nacional Autónoma de México desarrolla el proyecto multimedia Amado Nervo: lecturas de una obra en el tiempo (http://www.amadonervo.net).